Un 30 de septiembre de 1990 cuatro jugadores del club Petrolero Argentino perdieron la vida y 

en conmemoración a esa fecha se declaro el Día del Futbolista neuquino.

Ese año, por la 4ª fecha de la fase campeonato, Centenario derrotaba 3 a 0 a Don Bosco y Atlético Neuquén igualaba 1 a 1 ante Petrolero Argentino.

Luego de ese encuentro los jugadores naranjas retornaron en autos particulares, uno de ellos tuvo un accidente con un colectivo y fallecieron 4 jugadores: Marcelo Mena, José Luis Tobares, Pedro Landaeta y Sergio Conteras. El certamen estuvo parado una semana en señal de duelo.

Hoy el estadio del club de Plaza Huincul lleva el nombre “30 de Septiembre” en recordatorio de esos 4 jóvenes jugadores que perdieron la vida en la curva cercana a Huincul.

Su familia los recuerda a través de las redes.