El joven alemán tuvo una semana soñada en Londres y se quedó con el título del Masters al doblegar en la final a Djokovic. En semis, había eliminado a Federer.

El tenis mundial tiene un nuevo Maestro. Con apenas 21 años, el alemán Alexander Zverev se adjudicó el Masters de Londres, torneo en el que participan los ocho mejores jugadores de la temporada.

Con un nivel fantástico a lo largo de toda la semana, en semifinales Zverev le dio una clase magistral a Roger Federer.

Pero no conforme con eso, ayer se dio el lujo de superar con comodidad a Novak Djokovic,

actual número uno del ranking de la ATP, en la final del certamen para levantar el trofeo más importante de su carrera.

Una hora y veinte minutos demoró el alemán en derrotar a Nole por 6-4 y 6-3, en un partido en el que jugó sin fisuras. Zverev ratificó que es una de las grandes promesas y con una extraordinaria actuación borró de la cancha al serbio, que no mostró su mejor cara.

Con su triunfo Alexander sigue los pasos de su entrenador, el estadounidense Ivan Lendl, que conquistó el primero de sus cinco Masters en 1982, con 21 años.

En su segunda aparición en el Masters de fin año, el mejor representante de la nueva generación del circuito le dio una lección de temperamento a un Djokovic que empezó con un buen nivel de juego, pero que se fue desmoronando según pasaban los minutos.

En el noveno juego el serbio estrelló una derecha en la red que supuso el primer break, momento clave del primer set que finalmente quedó en manos del alemán.

Ya en el segundo Zverev mostró algunos nervios pero Djokovic fue incapaz de mantener el nivel ante un rival que además estuvo realmente inspirado con su servicio.

Con el triunfo de ayer, Alezander Zverev le anunció al mundo que ya está listo para pelear por grandes cosas a partir de la temporada que viene.

El dato
del campeón
10
Los títulos de ATP que ahora acumula Zverev. El de ayer fue su cuarto campeonato durante el 2018.
Mike Bryan y Jack Sock superaron a los franceses Pierre Hughes Herbert y Nicolas Mahut por 5-7, 6-1, 13-11, en la final de dobles.