Finalizó quinto en el cierre del certamen, por lo que se consagró bicampeón. Urcera avanzó bastante y quedó en el Top Ten.

Como hace un año, Facundo Ardusso se consagró otra vez campeón del Súper TC 2000 al terminar en el quinto lugar la final de la última fecha que se disputó en el autódromo Oscar Cabalén, de Alta Gracia.

El Flaco Ardusso llegó a la definición con una buena ventaja con Agustín Canapino, que a la postre fue decisiva.

Mariano Werner venció de punta a punta con el Peugeot 408, en la despedida de la marca francesa de la categoría.

“Es un momento inolvidable, tengo una gran alegría, por todo el equipo, por los auspiciantes, por la marca. Fue un año bárbaro, que lo cerramos con el bicampeonato”, destacó Ardusso, muy emocionado con su nueva conquista.

Un buen trabajo cumplió José M. Urcera en su despedida del equipo Citroën. Largó 18 y terminó 10, en buena recuperación. Tendrá que definir si sigue en la categoría.

“Pudimos avanzar algo, buena remontada para llegar al top ten. El auto evolucionó un poco pero faltó mucho para ser más competitivo”, afirmó Manu Urcera habló claro después de su despedida del equipo Citroën y todavía sin nada definido para continuar en la categoría.

Números
que importan
4
victorias logró Ardusso en el certamen, una en los 200 Kilómetros de Buenos Aires. Fue el más pruebas ganó.
499
puntos sumó Renault Sport, dueño del título de equipos. Lo siguieron Chevrolet y Toyota.