El combinado de Pablo Prigioni, que ya tenía asegurado un lugar en los cuartos de final del certamen, derrotó 90-78 al elenco centroamericano y se verá las caras con la Vinotinto.