El contador Ariel Kogan, asesor del presidente en materia energética, se refirió a las declaraciones que hizo el ex ministro de Energía y Minería y expresó que “Aranguren reconoce que fue incapaz de poner en práctica una política que generara un horizonte de inversión y aumento de la producción que justificara la construcción del Gasoducto, y también, las pruebas están al canto, fue incapaz de construir el Gasoducto”.

Agregó “que contraste con la actualidad de Vaca Muerta, con una actividad febril tanto en Gas como en petróleo, con niveles de producción que saturan los ductos. Que contraste abismal con un Gobierno que ya adjudico la compra de las tuberías que se transformaran en la obra de ampliación del sistema nacional de transporte de Gas más grande de los últimos 40 años”.

Kogan también señaló que “el ex ministro Aranguren, no sólo es violador serial se normas y reglas, sino que también es un hábil tergiversador”.

“Quien fuera por lejos el hombre fuerte del gobierno de Mauricio Macri en materia Energética, se fue del gobierno siendo consciente, según él, de la importancia vital de construir un Gasoducto, pero no pudo hacerlo, o no supo, no fue capaz, fue absolutamente incapaz de hacerlo”, sostuvo.

Kogan también dijo que “el Sr. Aranguren ahora reclama por lo que él denomina “la demora del Gobierno”, pero explica que, como Ministro, no tenía la garantía que iba a existir producción de Gas suficiente como para justificar esa obra”. “Y es verdad, porque por toda política al respecto, sólo estableció la Resolución 46, que él mismo modificó generando multimillonario reclamo judicial contra el Estado”.

“Pero más allá del juicio, fue un mecanismo por el cual se terminó pagando el Gas u$d 6.5 el MMbtu, el mismo gas que hoy con el Plan Gas.Ar, y por compulsa entre los propios productores, cuesta u$d 3.53 promedio ponderado, y llena la capacidad de transporte desde Vaca Muerta, y fundamenta la necesidad de construir el Gasoducto”.

Kogan, además, preguntó ¿Cómo es entonces el razonamiento de Aranguren? ¿Él podía tener dudas sobre su propia política respecto de los resultados en materia de Producción de Gas, y otra gestión no?

“Pero otra vez acertó Aranguren, porque esa política energética centrada en la Resolución 46, no sólo no garantizaba llenar siquiera la capacidad de transporte actual, sino que nos dejaba para 2020, precios internos y una producción con tendencia declinante al 8% anual”, subrayó.
“Claro que logró aumentar algo la producción. “Quien no lo logra pagando u$d 6.5 MMbtu?” expresó el asesor presidencial.

Por lo tanto, “Aranguren demostró doblemente su incapacidad, y la de su política energética: no sólo no logró aumentar la producción sensiblemente, topear los gasoductos y generar un clima de inversión y producción necesaria para justificar el nuevo Gasoducto, pagando al Gas a u$d 6.5 el MMbtu; sino que también fue incapaz de construir, o si quiera iniciar la construcción”.

“Este Gobierno heredó esa tendencia declinante de la producción y la parálisis virtual de Vaca Muerta. Enfrentó de entrada la Pandemia, y no obstante, con la puesta en marcha del Plan Gas.Ar, revirtió el declino, multiplicó la actividad, las inversiones, y la producción de tal manera en sólo un año, que los Gasoductos desde Neuquén funcionan al tope de su capacidad, y es imprescindible ampliar la capacidad de transporte para quitarle ese techo a la producción, a las exportaciones, y sustituir las multimillonarias importaciones de GNL y Gas Oil, que Argentina se ve obligada a hacer en cada invierno”.

Por último, Kogan preguntó: ¿Será, quizás por ese motivo último, que el Ex Ministro, accionista de una empresa que se dedica también al comercio internacional de GNL y de Gas Oil, no generó una verdadera política de incremento de la producción de Gas Argentino, y no construyó el Gasoducto? ¿O fue solo su incapacidad?