Tras el fallo de La Haya que determino que Chile no está obligado a negociar el acceso al Pacífico para Bolivia, La Paz comenzó a buscar alternativas para lograr una salida al mar sin tener que utilizar los puertos que Santiago le cedió.Una de  las opciones ,pasa por el canal Tamengo que conecta con el río Paraguay, delante de Corumbá (Brasil).

El objetivo del Gobierno boliviano es que la mitad de la carga boliviana que en la actualidad pasa por terminales chilenas utilice en 2021 esta nueva vía fluvial. Asimismo, el Ejecutivo de Morales prevé aumentar su movimiento de carga anual de 1,6 a 10 millones de toneladas.Otra Opcion, en diciembre del año pasado Bolivia anuncio que destinaría 250 millones de dólares para el puerto Busch, junto al río Paraguay en Santa Cruz, para ahorrar entre el 30 y el 50 % de los costes de traslado. En la misma línea, el país latinoamericano se unió el año pasado al Acuerdo de Transporte Fluvial de la Hidrovía, del que también forman parte Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay, que pretende construir un canal navegable por los ríos Paraguaya y Paraná —así como algunos de sus afluentes— para que barcos de gran calado y carga puedan navegar por él.

La Paz planea utilizar el río Paraná y sus cauces hasta el océano Atlántico a partir de 2020 para aumentar su comercio y reducir costes de traslado.