Croacia se consagró campeón de la Copa Davis por segunda vez en su historia, al alcanzar el punto necesario para cerrar la serie final ante Francia por 3-1, en la definición que se llevó a cabo en la ciudad de Lille.

Marin Cilic, número 7 en el ranking mundial de la ATP, venció a Lucas Pouille, por 7-6 (3), 6-3 y 6-3.

De esta forma, el combinado croata logró su segunda conquista histórica, luego de la anterior Davis alcanzada en 2005.

Croacia, que había perdido en Zagreb 2016 la final ante la Argentina, se adjudicó el torneo, que en esta edición se desarrolló en un formato tradicional y que, a partir de 2019, será renovado.

Desde 2019, la Copa Davis de tenis dejará de disputarse en el formato conocido y se concentrará en una semana de competencia que reunirá a 18 países, que jugarán en noviembre, en Madrid.