Finalmente el Poder Ejecutivo nacional dictó el Decreto que establece un precio interno para la comercialización del barril de petróleo, fijándolo en un valor de U$S 45 para el crudo Medanito que es que se produce en la cuenca neuquina, dicha medida regirá por lo que resta del año 2020, siempre y cuando la referencia internacional que es el precio del Brent no supere ese valor durante 10 días consecutivos. 

Asimismo, se establece que los derechos de exportación se reducen a 0 cuando el precio del barril sea igual o inferior a U$S 45, serán del 8% cuando sea igual o superior a U$S 60; si el valor estuviera entre los U$S 45 y U$S 60 las retenciones variarán aproximadamente entre U$S 0,50 y U$S 7,50. Asimismo el PEN se faculta a modificar trimestralmente el precio establecido. Se reitera la medida de prohibición de importación de productos disponibles en el país, como así también no se actualizarán los valores de los impuestos a los combustibles hasta el 1° de octubre del presente año. La norma no establece un congelamiento de precios en los surtidores aunque ello está alcanzado por otra norma de comercio. 

Lo que resulta muy importante para nuestra región es que las empresas productoras deberán sostener los niveles de actividad del año 2019, teniendo en consideración la situación actual de demanda interna y externa por motivo de la pandemia, y en el mismo sentidolas empresas productoras deberán aplicar idéntico criterio al sostenimiento de los contratos vigentes con las empresas de servicios regionales y deberán mantener la planta de trabajadores y trabajadoras que tenían al 31 de diciembre de 20”. Esto es importante para preservar el empleo y la cadena de valor del sector.  

Se refuerza el control del cumplimiento de los precios máximos de venta de la garrafa de DIEZ (10), DOCE (12) y QUINCE (15) kilogramos de GLP, oportunamente establecido, pudiendo solicitar asistencia a la SECRETARÍA DE COMERCIO INTERIOR del MINISTERIO DE DESARROLLO PRODUCTIVO, a cualquier otro organismo competente y a los intendentes e intendentas de todos los municipios del país, para realizar la tarea de control y fiscalización de los mencionados precios máximos. 

Otro aspecto muy significativo para las provincias productoras es que esta medida pone un dique a la caída en la percepción de las regalías que se ven reducidas tanto por la baja en la producción, aproximadamente un 25%, como por el bajo precio, el promedio de las últimas liquidaciones de regalías se hizo a U$S 22 el barril, todo lo cual significó una reducción del 47% en la precepción de regalías; así que en este sentido trae un poco de alivio a los recursos de la provincia. 

Nuestro Gobernador fue un promotor de esta medida y ha felicitado al Sr. Presidente de la Nación y a sus Ministros “por una decisión que tiene carácter federal y que es un reconocimiento a los recursos no renovables de las provincias y su aporte para el país y señaló que «este esquema busca contener con la demanda local el empleo y el compre local. Luego, si hay excedente de producción, se podrá exportar”