El Consejo de la Mujer de la Municipalidad de Plaza Huincul culminó el dictado de las capacitaciones diagramadas con motivo de conmemorar el  Día Internacional contra la Explotación Sexual y la Trata de Mujeres, Niños y Niñas.

Dichas jornadas formativas fueron coordinadas de forma conjunta con el equipo de la Dirección General de Trata de Personas y Prostitución, cuyo equipo técnico dictó los talleres en distintas instituciones de la ciudad de Plaza Huincul.

Estuvieron presentes en el Departamento Centro de Formación y Capacitación Plaza Huincul-Cutral Co dictando el taller en dos jornadas de trabajo distintas, donde pudieron capacitar a un total de 244 aspirantes que se encuentran próximos a finalizar su recorrido académico y comenzar su desempeño laboral como agentes de seguridad en las ciudades de Plaza Huincul y Cutral Co.

También recorrieron las instituciones de nivel medio de la ciudad, capacitando a más de 200 estudiantes. En el caso de la EPET N°10, participaron alumnos de 3°,4°,5° y 6° año, y en el CPEM N°58 se trabajó con 130 estudiantes de 4° y 5° año. La directora del Consejo de la Mujer, María Esther Ragni, explicó que la actividad fue diagramada para presentar la información como medida de prevención. En ella se presentan los conceptos generales del proceso mismo del delito, es decir, la captación, el traslado, la acogida y finalmente la explotación. También se hace hincapié en el eslabón principal que desempeñan los varones, principales consumidores a la hora de hablar de explotación sexual, y la razón específica de que los valores sigan en suba, ya que cuanto más se incrementa la demanda mayor es la oferta.

Por otro lado, la directora informó que llevaron adelante un conversatorio participativo donde se abordó la temática de violencia de género. El mismo se desarrolló en el Centro de Desarrollo Infantil ‘Gajitos de Ternura’ y estuvo dirigido al grupo de mujeres que son beneficiarias de los módulos alimentarios del Banco Patagónico de Alimentos. La actividad fue coordinada por la Jefa de Salud Mental del Sanatorio de la ciudad de Plaza Huincul, quién comentó que realizaron un abordaje del concepto mismo de violencia y de la palabra víctima. Se analizó de qué forma correrse de esa posición para poder construir un buen autoestima, siendo que este constituye una base fundamental para comenzar a transitar el camino de la reconstrucción a través del desarrollo de habilidades, impulsando el potencial propio para lograr un empoderamiento que les permita  salir de ese vínculo traumático. También se trabajó en la construcción del perfil del abusador  “Fue una jornada muy linda. Las chicas participaron activamente, fueron muy empáticas entre ellas y plantearon interrogantes que dieron lugar a un espacio de intercambio muy enriquecedor”