El juez Mario Tomassi avaló el pedido de la fiscalía y acusó a Espinoza por homicidio triplemente agravado, por ser cometido contra un miembro de la fuerza policial en ejercicio de sus funciones, por el uso de arma de fuego y por la alevosía. Prevee una pena en expectativa de prision perpetua.

El Fiscal describió, “En pleno procedimiento, mientras el cabo Nahuelcar se encontraba de espalda a los agresores recibió de modo traicionero, un disparo de arma de fuego que atravesó el casco”, Espinoza escapó por los techos y tiro el arma utilizada, luego encontrada en la vivienda contiguo que se presume fue usada para el hecho.