La jornada pasada en la comisaria 6ª de Plaza Huincul, se presentó un masculino oriundo de Zapala para manifestar y radicar una denuncia.

El mismo desarrolla tareas laborales para la firma comercial Todo Algarrobo de su ciudad de procedencia (que además de muebles comercializa ladrillos). Manifestó que habiendo llegado a la vecina localidad aproximadamente 19.30 hs para hacer la entrega de 10.000 ladríllanos a una cliente y en su ausencia, dialogo con su cuñado a quien le informo que antes de bajar los materiales, debía recibir el pago de los mismos. El familiar de la compradora le dijo que ya habían realizado un pago por transferencia bancaria a través del BPN por 180.000 pesos, ya que se habían contactado con un hombre de nombre “Fabian” en la red social Facebook y que el mismo los habría solicitado el anticipo para que el pedido partiera del comercio zapaleño.

Ante los hechos, ambas partes decidieron radicar la denuncia por estafa correspondiente.

Por otra parte, y durante este mismo fin de semana, más precisamente el domingo 20, trascendió un hecho de sangre ocurrido en Plaza Huincul en calle 1º de Mayo al 200.

Hasta ese lugar se apersonaron efectivos policiales minutos antes de las 23.30, que se entrevistaron con dos individuos mayores de edad. Uno de ellos tenía una herida compatible con arma de fuego en su pierna izquierda. Sin dar mayores detalles a los efectivos, el desconocido se negó a presentar ninguna acción judicial ni requerir atención médica, abandonando el lugar.

Horas más tarde, la policía acudió al Hospital, ya que en el mismo se estaba atendiendo a dicho individuo. Según informó el médico de guardia interviniente, la herida era de arma de fuego, y el proyectil se encontraba alojado en tejido blando por lo que no revestía mayor gravedad. Nuevamente consultado el herido sobre la posibilidad de iniciar acción legal, desestimo la propuesta.

Finalmente, hoy a la madrugada, más precisamente alrededor de la 1 de la mañana, efectivos policiales debieron acudir al Juzgado de Faltas de nuestra ciudad.

El motivo fue un llamado realizado por la Señora Jueza, Dra. Ana Stempin. La misma manifestó a los efectivos que dicho juzgado se encontraba cerrado desde el viernes 18 a las 17hs y que a raíz del aviso de un transeúnte, habría verificado la existencia de una ventana rota. Dentro del lugar se pudo constatar el faltante de un maletín antiguo con casi 2000 pesos el cual cumplía la función de “caja chica”.