El suizo cargó contra el español tras confirmarse los cambios en la disputa del torneo a partir del año próximo. «Para los tenistas es un poco extraño que un jugador de fútbol venga a inmiscuirse en nuestro mundo», avisó.

Roger Federer no es de engranar seguido, pero mientras disputa el US Open se hizo un tiempo para sembrar sus dudas sobre el futuro de la Copa Davis, tradicional torneo que a partir de la próxima temporada cambiará su formato por una iniciativa encabezada por el futbolista del Barcelona Gerard Piqué.

«Estoy a favor de la innovación y no todo lo que la nueva Copa Davis trae es malo. La ATP, la ITF y los organizadores de la Laver Cup deben sentarse para hablar. Para nosotros los tenistas es un poco extraño que un jugador de fútbol venga a inmiscuirse en nuestro mundo», destacó en declaraciones al medio helvético RTS.

Luego fue un poco más allá al advertir: «Piqué tendrá que ser muy prudente. La Copa Davis no puede convertirse en una Copa Piqué».