Los técnicos de Boca y River esconden de sus formaciones. Las dudas pasan por un jugador de cada lado, lo que además modificaría los esquemas de ambos equipos.

Marcelo Gallardo y Guillermo Barros Schelotto saben que la Superfinal de la Copa 

Libertadores se define en los detalles y por eso no quieren dejar ninguno librado al azar: prácticas de penales durante la semana, concentración al 100 por ciento y misterio a la hora de definir las formaciones. Faltan horas para el inicio del partido y ninguno de los técnicos confirmó el once inicial.

Del lado de River, la principal duda es quién reemplazará en el ataque a Rafael Santos Borré, quien llegó al limite de amarillas. El Muñeco maneja dos opciones. La primera, poner a Rodrigo Mora en el ataque como acompañante de Lucas Pratto y parar un 4-4-2; la segunda (y más probable), incluir a Juan Fernando Quinteros y poner un mediocampo con cinco futbolistas, dejando solo arriba a Pratto.

Así las cosas, el Millonario formaría con Franco Armani; Gonzalo Montiel, Jonatan Maidana,Javier Pinola, Milton Casco; Enzo Perez, Leonardo Ponzio; Juanfer (o Mora), Exequiel Palacios, Gonzalo Martinez; Pratto.

El problema a resolver por Guillermo pasa por el reemplazante de Cristian Pavon, quien se desgarró en el partido de ida. Son cuatro los jugadores que pelean por un lugar: Mauro Zarate, Carlos Tevez, Dario Benedetto y el pibe Agustín Almendra. Según decida el Mellizo, el equipo se pararía con un 4-4-2, un 4-3-1-2 o un 4-3-3.

El Xeneize saldría con Esteban Andrada (reemplazará a Agustin Rossi); Leonardo Jara, Carlos Izquierdoz, Lisandro Magallan, Lucas Olaza; Pablo Perez, Wilmar Barrios, Nahitan Nandez; Sebastián Villa, Ramón Ábila y Zárate, Tevez, Benedetto o Almendra.