Golpe de Estado en Bolivia: Evo Morales renuncia a la presidencia del país.Morales explicó que decidió renunciar con el fin de que quien fue candidato de la alianza Comunidad Ciudadana, Carlos Mesa, y el jefe opositor del Comité Cívico de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, «no sigan persiguiendo a mis hermanos.

«No es ninguna traición», debido a que «la lucha sigue» y «somos pueblo», indicó el saliente jefe de Estado al subrayar el nivel de desarrollo que logró Bolivia durante el tiempo que permaneció en el poder y condenar que grupos oligárquicos «conspiran contra la democracia».

«Mi pecado es ser dirigente sindical, es ser indígena. Mi pecado es, tal vez, ser cocalero», afirmó el antiguo líder boliviano: «Ahora pueden estar satisfechos Mesa y Camacho», añadió.