Santiago Escallier, finalista en gimnasia: «Esto recién empieza, estoy muy agradecido con todos»

Santiago Escallier tiene apenas 16 años y ya se metió en la final de un Juego Olímpico. 

El gimnasta argentino logró una actuación personal superlativa, superó sus miedos y se metió entre los ocho mejores del mundo en trampolín. A sólo horas del gran momento, reconoció: «Fue todo con mucha presión. Cumplí mi objetivo y estoy muy contento».

A pesar de su corta edad, no le escapó a la burocracia, a la que tuvo que acoplarse desde pequeño. Es que hasta los últimos días, el atleta no sabía si iba a poder competir o no en el certamen, ya que no recibía la aprobación para acoplarse a la delegación. «Los entrenamientos, la planificación era rara porque no teníamos nada definido», deslizó.

No obstante, el clima festivo le jugó a favor y reconoció que las cosas le salieron mejor de lo esperado. «En la segunda rutina tenía un problema. En el entrenamiento no podía focalizarme y no me sentía seguro», contó. Sin embargo, superó con creces a esas adversidades y ahora pasó a la próxima instancia.

«Lo que busco acá es cumplir mi objetivo, es decir, hacer mis dos rutinas con el mejor puntaje posible y con el mayor tiempo de vuelo», concluyó. El domingo participará en la final.