La cardiopatía congénita (CC) es un problema con la estructura y el funcionamiento del corazón presente al nacer.
Causas

La CC puede describir muchos problemas diferentes que afectan al corazón. Este es el tipo de anomalía congénita más común. La CC causa más muertes en el primer año de vida que cualquier otro defecto de nacimiento.

La CC suele estar dividida en dos tipos: cianótica (coloración azulada producto de una relativa falta de oxígeno) y no cianótica. Las siguientes listas cubren las CC más comunes:

Cianóticas:

Anomalía de Ebstein
Corazón izquierdo hipoplásico
Atresia pulmonar
Tetralogía de Fallot
Drenaje venoso pulmonar anómalo total
Transposición de los grandes vasos
Atresia tricúspide
Tronco arterial

No cianóticas:

Estenosis aórtica
Válvula aórtica bicúspide
Comunicación interauricular (CIA)
Canal auriculoventricular (defecto de relieve endocárdico)
Coartación de la aorta
Conducto arterial persistente (CAP)
Estenosis pulmonar
Comunicación interventricular (CIV)

Estos problemas pueden presentarse como solos o juntos. La mayoría de los niños con CC no tienen otros tipos de defectos de nacimiento. Sin embargo, las anomalías cardíacas también pueden ser parte de síndromes genéticos y cromosómicos, algunos de los cuales pueden ser hereditarios.

Los ejemplos incluyen:

Síndrome de DiGeorge
Síndrome de Down
Síndrome de Marfan
Síndrome de Noonan
Síndrome de Edwards
Trisomía 13
Síndrome de Turner

A menudo, no se puede encontrar ninguna causa para la cardiopatía. Se continúan haciendo investigaciones acerca de este tipo de cardiopatías. Fármacos como el ácido retinoico para el acné, sustancias químicas, el alcohol e infecciones (como la rubéola) durante el embarazo pueden contribuir a algunos problemas cardíacos congénitos.

El azúcar en la sangre mal controlado en las mujeres que tienen diabetes durante el embarazo también ha estado relacionado con una alta tasa de problemas cardíacos congénitos.