El equipo parisino, con el crack argentino de titular, intentará dar vuelta la serie tras caer 1-o en la ida jugada en Francia. En Londres, el Tottenham de Cristian Cuti Romero irá por el pase ante el Milan, que ganó por la mínima en Italia.

Lionel Messi, campeón del mundo y autor de 799 goles en su carrera profesional, disputará hoy desde las 17 (ESPN/Star+) junto al PSG un decisivo partido ante Bayern Múnich en Alemania, por un lugar en los cuartos de final de la Liga de Campeones.

Luego de la derrota por 1-0 en la ida de los octavos de final en Francia, el PSG irá por un triunfo que le de vida en la Champions.

En simultáneo, Tottenham, con otro campeón del mundo, Cristian “Cuti” Romero, recibirá a la misma hora (por Fox Sports) al Milan después de la caída por 1-0 en Italia.

Si el PSG gana por 1-0 se disputará una prórroga y en caso de persistir la igualdad en el resultado global, la serie se definirá con tiros desde el punto penal.
Messi, a un gol de los 800 de su extraordinaria carrera, intentará conducir al campeón de Francia a los cuartos de final del torneo más importante de Europa.

El resultado también sería determinante para su futuro ya que el próximo 30 de junio termina el contrato que firmó en agosto de 2021 con el PSG, luego de su traumática salida del club Barcelona.

A los 35 años, el capitán del seleccionado argentino campeón del Mundo y flamante ganador del premio “The Best” de la FIFA al mejor jugador de 2022, todavía no dio indicios de su futuro pero el club francés ya confirmó que pretende renovar el vínculo.

Messi es el segundo goleador histórico de Champions con 129 tantos (Cristiano Ronaldo es el máximo con 141); y el tercero con más partidos disputados -con 162- por detrás del español Iker Casillas (181) y CR7 (187).

Sin embargo, el rosarino arrastra una serie de frustraciones en el torneo desde que la ganó por última vez con el Barcelona en la temporada 2014/15. En la temporada pasada sufrió una dura eliminación en octavos de final contra Real Madrid luego de dominar la serie por dos goles de diferencia hasta la última media hora de la revancha, en el estadio Santiago Bernabéu.