En Florencia, el equipo de Julio Velasco se impuso en cinco sets (25-18, 22-25, 27-29, 25-17 y 15-13). Y tiene chances de clasificarse a la segunda ronda hasta con una derrota ante Japón. 

Fue un partido muy intenso el que disputó la selección argentina de voleibol 

ante Eslovenia, en Florencia, en su cuarto partido del Grupo A del Mundial que se disputa en Italia y Bulgaria. Y después de sufrir, el equipo de Julio Velasco finalmente logró imponerse en cinco sets para quedar a un paso de la clasificación a la segunda ronda. Fue con parciales de 25-18, 22-25, 27-29, 25-17 y 15-13. y este martes -a las 12 de Argentina- cerrará su participación en la zona frente a Japón: hasta con una derrota por 3-2 podría lograr el pasaje a la próxima instancia.

Ahora Argentina tiene 5 puntos (dos victorias y dos derrotas) y se mantiene en el cuarto lugar del Grupo A, el último que clasifica a la siguiente ronda.