Presidente Fernández le pide la renuncia a Gines Gonzalez

El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, le pidió la renuncia al ministro de Salud de la Nación, Ginés González García, por orden del presidente Alberto Fernández. La medida llega luego de que el periodista Horacio Verbitsky confesó que llamó al funcionario para aplicarse la vacuna Sputnik V salteando el procedimiento necesario para acceder a ella.

El periodista y titular del CELS reveló que llamó a García, para poder vacunarse contra el coronavirus, por lo cual incumplió con los requisitos protocolares para anotarse en el registro oficial bajo el guiño del funcionario. Aunque había expresado que esperaría un tiempo prudencial para aplicarse la vacuna Sputnik V, finalmente decidió recibir la primera dosis.

“Ustedes se acuerdan que hace unos meses yo dije que prefería esperar unos meses antes de vacunarme y ver qué efectos secundarios podía haber. No tenía prisa, que no me iba a apurar para vacunar. Bueno, pues ayer me vacuné”, comenzó Verbitsky en el programa Habrá Consecuencias, en El Destape Radio, donde es columnista. En ese sentido, «El Perro” agregó: “En el camino pasaron varias cosas, tuve nueve contagios dentro de mi círculo familiar. Uno de ellos murió, fue muy dramático y tuvo un gran impacto en la familia”. Pero la polémica llegaría en el siguiente testimonio.

“Me puse a averiguar donde hacerlo, llamé a mi amigo Ginés (González García), a quien conozco hace mucho. Me comentó que debía ir al hospital Posadas, un lugar muy especial para mi porque allí murió mi padre hace 42 años”, comentó Verbitsky.  Y continuó: “Cuando estaba por ir, recibí un mensaje del secretario de Ginés, que me dijo que iba a venir un equipo de vacunadores del Posadas al Ministerio y que fuera allí a darme la vacuna”

El periodista también contó que ese día se enteró de algo que calificó como “muy gracioso”. Así lo relató: “Estando allí me entero que también iba a venir a vacunarse José Aranda (alto directivo del Grupo Clarín). También se había comunicado con el ministerio para averiguar dónde se podía vacunar. Pero que no iba a venir ayer porque había planteado que no quería la vacuna rusa sino la inglesa”.

Al respecto, concluyó: “Quería la vacuna de Oxford AstraZeneca, entonces él iba a ir el lunes porque recién están llegando las dosis. Me imaginaba la posibilidad de tener un encuentro en el vacunatorio. Me causaba mucha gracia. Esto demuestra que la vacuna y el virus, sobre todo, no le hacen asco a nada. Le da lo mismo un subversivo como yo que un conchudo como él”. Posteriormente, Aranda salió a desmentir estos dichos.