El diputado nacional por el Movimiento Popular Neuquino, Rolando Figueroa, envió una nota al presidente de la Junta de Gobierno, Omar Gutiérrez, reiterando el pedido para que se consideren los 20 Puntos presentados “para fortalecer al partido”, de cara a los tiempos electorales vigentes.

 

“Hemos planteado 20 puntos en el mes de mayo y lo hemos repetido en el mes de julio, para que nos garanticen un proceso electoral totalmente transparente. Aún no recibí ninguna respuesta formal, razón por la cual me veo en la necesidad de solicitar, nuevamente que sean analizados”, reiteró en el pedido.

 

Quien fuera vicegobernador de la provincia consideró impostergable la necesidad de una discusión interna en el MPN que los posicione hacia el futuro y remarcó que la última elección de autoridades partidarias, se movilizó a votar menos del 25% del padrón habilitado: “lo que expresa esencialmente, un absoluto desinterés por participar del proceso electoral; y demuestra claramente la lejanía de la gente con la política”. “Este divorcio, que he venido señalando, ratifica la vigencia de cada una de las inquietudes que sostenemos y nos interpela como dirigentes para alzar nuestra voz nuevamente”, agregó.

 

Entre los principales puntos solicitados se encuentra la reapertura del partido para la participación de los ciudadanos y ciudadanas independientes en los procesos electivos, la eliminación de la exigencia de antigüedad mínima en la afiliación y la incorporación del sistema D’Hont para las elecciones internas. También apunta a una revisión integral de la organización de los procesos electorales internos e incorporación de veedores externos, a fin de dotar de previsibilidad y trato equitativo a afiliadas y afiliados: “Si bien las internas partidarias fueron vitales para el fortalecimiento del MPN, también han sido utilizadas para legitimar candidatos, aprovechando la estructura del partido y también del gobierno para ello. Hoy las internas son mecanismos que debilitan al partido porque quienes resultan circunstanciales perdedores son marginados de la vida partidaria y política”.

 

De la misma manera, solicita contar con una estructura partidaria ecuánime, donde el uso y el abuso de la estructura partidaria para beneficio de un sector sea considerado falta grave. “El ejercicio de los cargos públicos por parte de representantes del partido debe ser especialmente auditado a efectos de controlar la separación entre partido y gobierno”.

 

“Nuestro partido debe dar señales contundentes de transparencia y una manera de hacerlo es dotar al próximo proceso electoral interno de garantías que aseguren que la voluntad popular no será violentada con ningún elemento ni con ningún tipo de abuso de autoridad”, explicó finalmente y dijo que las autoridades partidarias que asumen en pocos días tienen la responsabilidad de canalizar las demandas de las y los afiliados, “y dar una respuesta formal a los 20 puntos que hemos respetuosamente presentado en el mes de mayo y julio”. “Confío en que las autoridades del Partido presten atención a estos puntos para que estas elecciones sean absolutamente transparentes”, finalizó.